Una lección Mundial para nuestro país.

Hoy siento que más de uno se pifió en una pose intelectual o sarcástica, queriendo criticar una alegra genuina y humilde de la gente buena de este país. Claro que nos faltan muchas cosas por trabajar, el camino sigue siendo largo, pero estas lecciones masivas aportan en la construcción de ese sentimiento colectivo que tanto adolecemos. Si la gente no se moviliza en otros momentos es porque no se siente representada por esos mal llamados líderes, al mismo nivel que lo hace con ídolos reales como los James, Pablito, Juan Guillermo, Faryd, David, Abel, Cristian, Teófilo y hasta Néstor José. También Nairo, Rigoberto, Catherine, Mariana, y cientos de monstruos que ganan y ganan y lo dan todo por ellos y por nosotros.

Ahora, me parece mezquino cualquier intento de crítica fácil y posuda al sentimiento humilde y popular que hoy vive Colombia. Si no fuera por ese sentimiento de alegría y baile que llevamos adentro, las tragedias profundas de este país ya nos habrían derrotado. Pero hoy el sentimiento es de triunfo, de orgullo, de alegría, no de vergüenza, ni de repudio. Es lo que podemos llegar a ser, lo llevamos adentro. Es obvio que los problemas no dejan de existir hoy, la polarización no se acabará mañana, pero un país que logra pensarse a sí mismo de forma diferente durante 21 días, ya no será el mismo. Ingenuo es pensar otra cosa. Este Mundial es eso, la manifestación de un sabor, del RAS TAS TAS, que no son los sonidos de la guerra, sino el sabor de la música y el deporte vuelto uno sólo. No podía ser de otra forma. ¡Gracias a nuestra Selección!

A veces, es un gol lo que nos hace resistir

Al leer a mi amigo @andriv87 al recordar a su tío, “un cardenal caído“, no pude evitar revivir a mi propio tío y escribir un cortísimo recuerdo y escribir esta especie de “respuesta”.

Amigo, algo parecido me sucedió el 16 de julio de 2005, segunda fecha del Finalización. El día anterior también un tío había muerto por culpa de la violencia en Cali. Hincha del Deportivo Cali, era el típico tío que llamaba a decir “Pelaos, a vestirse que nos vamos pa’l estadio”. No era hincha de ir a cada juego, pero cuando iba, era paseo. Ese 16 de julio eso ya no iba a suceder. Era su velorio. Aún así, en medio del dolor, nuestras tías nos convencieron de irnos para el estadio para dejar nosotros esa pesadez que representan los momentos después de un entierro. Así lo hicimos.

Ese día, el Depor recibía al Junior. Yo no iba al Pascual Guerrero por lo menos dos años antes, cuando había dejado Cali. Nuestros verdes, bien lo sabrás, metieron 4 y sólo recibieron 1. La alegría de ver una goleada, de cantar cada gol, de pensar en ese tío acribillado mientras saltabas en la tribuna. Demasiadas emociones para un solo día. Pero así es la vida. ¿Cuántas personas irán al estadio para olvidar una profunda tristeza y esperan que su equipo alivie un poco su sufrimiento? 4 goles gritados con el alma y para nosotros, dedicados cada uno de ellos a ese hincha del Cali que se había ido.

Claro, ese Finalización 2005 el Depor se coronó Campeón un 18 de diciembre. La locura en el Pascual, en la Alex Gorayeb, por toda la Vásquez Cobo, en el Parque del Perro. Y así empezó la Feria. La más intensa de mi vida. Para mi y para toda mi familia. La misma donde se mezcló la tristeza de la primera Navidad sin nuestro tío con la alegría de ver al verde campeón y cantar Pachito e’Ché en cada fiesta ese diciembre. La misma donde un brindis era por el equipo de nuestros corazones, otro por la memoria del, desde ese 15 de julio de 2005, para siempre ausente. Así es la vida.

Abadía Vernaza.

Inseguridad en Bogotá: no sé cuánto más soportaremos.

De experiencia propia escribo el día de hoy. En menos de un mes, he tenido dos intentos de atraco (afortunadamente fallidos). En dos ocasiones ya he podido evitar que me roben o que pase algo peor. Pero soy conciente que he tenido una suerte enorme y que no es así como sucede la mayoría de las veces en Bogotá. Salvarse de perder su celular y o de recibir una puñalada no es la constante, es la excepción.

Y es que a pesar que el insufrible alcalde de esta ciudad declare que las cifras de homicidios en Bogotá está a la baja, la sensación de inseguridad en general en la ciudad es insoportable. No sólo porque ya he vivido en dos ocasiones entre marzo y abril este flagelo, sino que la realidad refleja lo contrario. En los 3 y punta de meses que van recorridos de este año, al menos 9 personas han sido asesinadas al ser víctimas de robo. Nada más esta madrugada, apenas unas horas después de mi incidente, un hombre fue asesinado por delicuentes que lo arrojaron al paso de una buseta sobre la Avenida 1ro. de Mayo, todo por robarle un celular y su billetera (Ver video). Algo completamente inaceptable y qué nos hace preguntar, ¿cúanto más vamos a tener que soportar los habitantes de Bogotá?

La situación del robo de celulares, algo que las autoridades e incluso los operadores consideran un problema menor, ha llegado a niveles incontrolables. En 2010, como muestra el siguiente video del elespectador.com.co, más de 3 millones de teléfonos celulares fueron robados en todo el país.

 

Así que hoy, afortunadamente, puedo estar escribiendo esto. Pero no así las 9 (o más) personas que han sido asesinadas en intentos de robo. Y aún así, el Comandante de Policía, general Francisco Patiño, insista que son casos aislados y que son simple hechos que aumentan la percepción de inseguridad. Pues a mi, en 8 años viviendo en esta ciudad nunca había sufrido mayores situaciones. Hoy, en menos de un mes, van 2. No creo que sea una simple percepción. Los hechos lo demuestran. Y hoy, comprendo lo afortunado que he sido y siento en demasía la muerte de ese anónimo señor que fue asesinado mientras se dirigía a su trabajo y de todos los que han perdido la vida por algo tan insignificante como un celular. ¡Paz para ellos!

Abadía Vernaza.

Fotografía de portada por Daniel Reina Romero | Semana.com

#LeyLleras: Proyecto de Ley sobre Derecho de Autor en Colombia.

[UPDATE] Los invito a ver este video que explica el ACTA, que busca ser un acuerdo internacional donde diferentes leyes, como la Sinde o la #leylleras dicen defender los derechos de propiedad intelectual. He aquí sus verdaderos alcances:

Ayer, el Ministro Germán Vargas Llerás anunciaba el proyecto de ley que busca modificar las leyes de derecho de autor en línea. De inmediato, sectores como el Partido Pirata (movimiento ciudadano en consolidación) de hacktivistas sentaron su voz de rechazo hacia este proyecto de ley que amenaza con coartar ciertas libertades esenciales en Internet y favorecer unos cuantos monopolios de producción (how shocking! Una copia de la Ley Sinde en España).

Tenía muchas ganas de hacer un comentario aún más extenso del tema pero que mejor que dejarlos con la voz más conocedora de Carolina Botero, directora de Karisma.org y parte de Creative Commons Colombia.

En los últimos años hemos visto una sucesión de normas que buscan regular la responsabilidad de los proveedores de Internet como una de las estrategias de EEUU para reforzar en el ámbito internacional la propiedad intelectual y en consonancia con los recursos que el sector que las industrias que dependen de regalías aporta a su PIB. Las obligaciones se derivan de los TLC que suscribió y nos ha mostrado su efecto en la Hadopi Francesa (hace más de un año que no hablo de ella) o en la última reforma en Chile, o la tristemente célebre ley Sinde.

Leer todo el artículo de @carobotero en su blog.

Es imperativo que en Colombia se mantenga la neutralidad en la Red y se respeten derechos y libertades esenciales que los usuarios tenemos en Internet y que ya han caído en muchos países del mundo. Compartir no es robar, además Colombia es un país privilegiado, con buen acceso a internet y una apertura que debemos defender.

Por mi parte, los invito a sentar nuestra voz de rechazo a este proyecto de ley en Facebook, en Twitter, donde sea, especialmente a la cuenta oficial del Ministro: @German_Vargas. Y todo lo que tenga que ver con el tema bajo hashtag #leylleras.

Abadía Vernaza.

Día Internacional para la Sensibilización contra las Minas Antipersonales

En Colombia, más de 9.000 personas han sido víctimas de las minas antipersonales desde 1990. Más de 103 municipios en todo el territorio nacional cuentas con alguna situación de riesgo inminente con estas armas. Y son las FARC los principales responsables de este flagelo que no se puede seguir ignorando más. Por eso, el 4 de abril se lleva a cabo en la Plaza de Bolívar una jornada de sensibilización contra las minas antipersonales. Desde las 9:00 de la mañana se dieron cita militares, autoridades nacionales y protestantes contra las minas. Con una manifestación símbolicas de miles de zapatos, los asistentes pudieron percibir la magnitud de esta situación.

Además, en el resto de Colombia, la campaña “Remángate” convocó a la gente a ponerse en la situación de estas víctimas que han perdido un brazo, una pierna o incluso la vida. Remangando una de las botas del pantalón para mostrar la empatía con aquellos que han perdido sus piernas, la campaña es una protesta simbólica que no dejó de levantar muchas críticas en las mismas redes sociales donde se gestó.

Las principales críticas se centraban en lo ingenuo que parecía esta iniciativa. En que cómo remangar la bota del pantalón servía para aliviar este flagelo. Incluso, que era un insulto para quienes de verdad habían sido víctimas.

Por el otro lado, muchos fueron los que se unieron a esta causa, argumentando que mostrar empatía con esta situación. Hasta Blackberry Colombia publicó un tweet que ponía de forma directa la situación y que aquí reproduzco:

Tweet a favor de Remángate.

A mi modo de ver, más que ser una imprudencia, ese tipo de mensajes fueron muy acertados hacia una situación que nadie debería ignorar. No es una cuestión de moda o de protesta “hipster”, las minas antipersona son una tema muy serio pero que a pocos ha importado. Así que cualquier iniciativa, real o simbólica, debe ser bien recibida. Remangarse el pantalón tal vez no soluciona nada, ni los violentos dejarán de plantarlas, pero al menos, el tema volverá a estar en los medios nacionales y en la redes sociales, invitando a muchos a seguir adelante con la causa. Muchos pensarán que los “arremangados” están locos, no entederán de qué se trata, pero al ver las noticias o al llegar a casa y conectarse a Facebook sabrán qué era todo y la atención se habrá conseguido.

Así que, hoy 4 de abril, yo también me remangué #yqué.

Arremangado, antes de salir a la calle.

Los invito a ver la galería de Conexión Colombia desde la Plaza de Bolívar. Y a leer el mensaje (en inglés) de las Nacionas Unidas sobre el Día Internacional contra las Minas Antipersona:

Last year, hundreds of thousands of people received United Nations mine risk education that prevented tragedy for individuals, families and communities. In Afghanistan alone, 14,400 people were employed in the mine action sector, helping to destroy more than 1 million explosive remnants of war.

¡A lo bien, no más minas!

Abadía Vernaza.

[Update] Una foto de algunos almacenes de Unicentro, por <a href ="@camvalmil

image

Foto de portada por Conexión Colombia.

Blog en remodelación.

En este 2011 he tomado la decisión de retomar alguno de mis blogs. Algunos argumentan que los blogs murieron hace 5 años. Otros, que nunca tuvieron relevancia (Ay, dió mío!). Pero yo sí creo que siguen siendo muy importantes para quienes de alguna forma buscan expresarse y aportar su perspectiva del mundo. Si no creyera que aún son útiles, no hubiese motivado a una amiga a abrir uno nuevo hace menos de una semana. Y no estaría renovando el mío…

Por ahora, estoy retocando la plantilla y sobretodo, planteándome una especie de “línea editorial” para que no sea todo un zafarrancho. Espero tenerlo de regreso muy pronto.

Abadía Vernaza.