Las elecciones presidenciales en Estados Unidos

Logos Campañas McCain/ObamaDurante más cinco meses, después del nombramiento de Barack Obama como candidato oficial del Partido Demócrata, la campaña presidencial se convirtó en un fenómeno de masas, adquiriendo connotaciones más allá de lo meramente político. Las audiencias que seguían a los dos candidatos, McCain y Obama en su periplo por todos los estados de la Nación y por algunos paises del mundo rompieron todos los records de congregación en la historia política de los Estados Unidos. Además, por su magnitud, esta carrera atrajo la mirada de todos los medios de comunicación disponible -análogos tradicionales y digitales por igual.

Las figuras que en ella participaron no fueron piezas inmóviles. Obama ofreció la candidatura vicepresidencial a Hillary Clinton, la cual fue, a mi modo de ver, acertadamente rechazada. McCain nombró a la gobernadora Sarah Palin, quien en su escolta redefinió el papel del VP en la campaña electoral. La señora Palin, ultra-conservadora en contra del aborto y la educación sexual, sirvió de perro de ataque en la campaña del republicano. Los ataques de Palin marcaron la pauta del enfrentamiento político en los últimos 5 meses. Su figura, aparentemente subordinada, se convirtió en un fenómeno masivo, que la llevo incluso a participar de programas de gran audiencia en el país. El ejemplo de estos es la aparición de Palin en Saturdat Night Live, junto a su imitación perfecta por parte de la comediante Tina Fey. Creo que Sarah Palin aportó muchísimo a la campaña del republicano McCain, dándole más visibilidad y espacio en los medios a una campaña siempre opacada por el abrumador efecto de Barack Obama. Además, no sorprende que haya allanado su propio camino a una posible candidatura en el 2012 (puede sonar exagerado, pero en política uno nunca se imagina).

Por su lado, la campaña de Obama fue acapadora desde el principio. A todo el mundo llamó la atención la fuerte pelea entre Hillary Clinton y Obama. Como resultara, sería un hito histórico que una mujer o un afroamericano estuvieran postulados, con opción seria, a la presidencia de los Estados Unidos. Una mujer o un negro -sin sentido despectivo, no salgan a decir lo contrario- era algo inesperado que de por sí implicaba un cambio fuerte en la política americana. Con ese impacto desde el principio, la campaña de Barack Obama estaba destinada a atraer todas las miradas. Y así lo hizo. La financiación dobló el número de ingresos a la del republicano McCain. Tuvo tanta penetración que hasta en videojuegos se vieron avisos del demócrata, que apuntaba, a mi modo de ver, a un público electoral esencialmente joven, con ansias de cambio, de renovación, de impacto; un grupo que quería hacer historia, y Obama era su candidato ideal.

La carrera presidencial ocupó un lugar importante en la información que se consume a diario, y aunque se quisiera o no, era casi inevitable saber qué sucedía con Obama, McCain, Palin o Biden. Era el pan de cada día. Ahora, la cosa ha terminado y se pueden hacer unos -no muy rigurosos- análisis. Para mí, el resultado fue el esperado. Obama, más allá de ser la mejor opción o no -cosa que en política uno nunca sabe y tal vez nunca hay una mejor opción-, sí es el aire fresco que la política mundial esperaba. Sobretodo, el de la juventudes electorales, que querían marcar un hito en la historia de su país. Pero como se sabía, la batalla no iba a ser fácil. Por racismo, por conservadurismo, por arraigo político, ver a Obama enfrentado con un veterano de guerra es algo que importaba y mucho. Ahora, Obama ya ganó, pero es solo un pequeño paso más en su carrera política. Viene lo más difícil, que es manejar los hilos de la nación más influyente del mundo en un momento de profunda crisis. La misma crisis causada por G.W. Bush y que creo, a la larga, afectó más a su co-partidario McCain. La política a veces no es tan ilógica como parece.

Obama 2008Con todo esto quedaron cosas interesantes. La influencia de los Estados Unidos en el mundo quedó demostrada, incluso más que su afección a la economía mundial en momentos de colapso. El apoyo de muchos presidentes de distintas facciones al demócrata, las celebraciones en muchas ciudades del mundo -el lugar de nacimiento de su padre en Kenia lo celebró como propio y hasta declararon Fiesta Nacional-, los niveles de audiencia a la entrega de resultados, el colapso de medios como Twitter -que realizó un gran cubrimiento pero al momento de anunciar a Obama entró en un jet-lag de unos 10 minutos- son apenas una muestra de la importancia que ha tenido esta elección para el mundo entero. No solo para las comunidades afroamericanas, no solo para los Estados Unidos. Barack Hussein Obama es ahora el hombre más “poderoso” del mundo y una figura mundial que desbordá la política para convertirse en sinónimo de esperanza, de cambio, de resurgimiento. Como alguien mencionaba en una cadena de noticias internacional “Obama significa que Estados Unidos quiere volver a hacer parte de la comunidad global”. Es una esperanza de paz y de integración global.

Abadía Vernaza.

Anuncios

2 comentarios en “Las elecciones presidenciales en Estados Unidos

  1. […] Las elecciones presidenciales en Estados Unidos Durante más cinco meses, después del nombramiento de Barack Obama como candidato oficial del Partido Demócrata, la campaña presidencial se convirtó en un fenómeno de masas, adquiriendo connotaciones más allá de lo meramente político. Las audiencias que seguían a los dos candidatos, McCain y Obama en su periplo por todos los estados de la Nación y por algunos paises del mundo rompieron todos los records de congregación en la historia política de los Estados Unidos. Además, por su magnitud, esta carrera atrajo la mirada de todos los medios de comunicación disponible -análogos tradicionales y digitales por igual. Las figuras que en ella participaron no fueron piezas inmóviles. Obama ofreció la candidatura vicepresidencial a Hillary Clinton, la cual fue, a mi modo de ver, acertadamente rechazada. McCain nombró a la gobernadora Sarah Palin, quien en su escolta redefinió el papel del VP en la campaña electoral. La señora Palin, ultra-conservadora en contra del aborto y la educación sexual, sirvió de perro de ataque en la campaña del republicano. Los ataques de Palin marcaron la pauta del enfrentamiento político en los últimos 5 meses. Su figura, aparentemente subordinada, se convirtió en un fenómeno masivo, que la llevo incluso a participar de programas de […] […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s