El futuro del libro

En estos tiempos, ya es hora de plantearse seriamente la cuestión del futuro del libro y de la industria editorial como la hemos entendido. Es pertinente reconsiderar posturas y procedimientos que se dan por hecho.

El libro, la lectura y la cultura impresa en general están en proceso de cambio, y las facultades de Comunicación y de Estudios Literarios deben estar a la vanguardia de estas transformaciones. No en el un lugar cómodo y “pataletudo” en el que ahora se encuentran.

Esto no es más que una especie de “disclaimer” personal sobre un tema que me preocupa y que iré trabajando más a profundidad. Era una excusa para probar un “gadget”, un dispositivo móvil que, casualmente, es abanderado de estos cambios en la publicación y distribución cultural.

Así, tan breve, “inauguro” este año y pongo sobre la mesa el tema del futuro del libro, la lectura, la literatura y la industria editorial, en general.

Abadía Vernaza.

Anuncios

8 comentarios en “El futuro del libro

  1. Creo que es un post absolutamente pertinente y que no solo está asociado al futuro del “libro” como objeto sino también al futuro de la cultura y la participación.

    Desde mi experiencia que no ha sido como creador de piezas editoriales sino como participe, creo que una posibilidad, de las muchas que hay, es tomar un camino como el que proponen jpgmag y booksmart.

    el de jpgmag se basa en la participación de muchas personas generando el contenido, votando por el contenido, decidiendo que se publica y que no, proponiendo temas (los temas no solo los proponen los editores)… Ese es un muy buen ejemplo… no tanto del libro como “objeto” y sus competidores al estilo kindle o tintas virtuales, sino de el libro como contenido, cierto, lo que tiene adentro sin importar tanto el formato físico en el que se ponga, que tambien es importante pero ya ese es otro tema…

    la otra experiencia que he tenido es la de booksmart, que se trata de un programa que te permite en cierta medida editar tus propiios lbros, definir los tamaños, los temas, etc… y asi mismo, te da como una plataforma para venderlos… porque una cosa es editar un libro y otro hacerlo llegar a la gente, cierto, algo necesarísimo porque para que sirve un libro con grandes ideas si nunca nadie lo leyó… Asi mismo, similar a esta plataforma, está lo de Lulu, que tambien brinda como esa especie de plataforma para diseñar y comercializar tu libro…

    Lo interesante de todo esto, es, como siempre, la lentitud de las industrias o compañias tradicionalemente editoriales, que realmente tienen una visión bastante cerrada al respecto… o al menos no han dado pasos tan ciertos hacia este camino que menciono con los casos de jpg y booksmart…

    un saludo y espero haber contribuido algo interesante

    todo bien

    :-P

    1. Claro que me parece valioso tu aporte, sobretodo que mencionás no sólo el “objeto”, sino también el contenido. Sólo me hago una pregunta frente a lo que dijiste: ¿Si por muchos años (siglos de imprenta) el formato no era relevante (porque daba por sentado la impresión), cómo se afectará el mismo contenido cuando el medio de difusión hace parte su misma posibilidad? Estamos a las puertas de un tiempo que radicalmente -como decía un teórico de la comunicación- el medio es el mismo mensaje. Pensar el formato como parte del contenido es algo que me parece importante considerar sobre el futuro de la “industria editorial”. Me explico?

  2. Bueno… desde mi poco conocimiento, lo de la imprenta venía desde los chinos y los arabes, varios siglos antes de gutemberg… recuerdo que en la película el nombre de la rosa (y en el libro), el acceso a las imprentas era tambien bastante restringido, con el ánimo de mantener el conocimiento “cautivo”, de evitar que ciertas ideas tuvieran difusión, de evitar que “ideas ignorantes se propagaran entre la gente ignorante”… así lo menciona Rosa Montero en este articulo que publicó en El Clarin (http://www.clarin.com/suplementos/zona/2006/04/09/z-03903.htm) …

    haciendo este pequeño recorrido, a lo que voy es a plantearle algo que ud comentaba… y es que el formato si era relevante (el libro, lo impreso, era un método veloz para difundir ideas “noscivas”, como decía antes)…

    En cuanto a la frase “el medio es el mensaje”, yo también la escuché, cierto, era bastante común en las clases de comunicación, que fue lo que estudié… y se refería más bien a otra cosa: a que hay algunos medios que son calientes y otros fríos, a que hay algunos medios que tienen mayor impacto por su formato mismo (visual, auditivo), frente a otros que son mas frios (que son mas analíticos, más tranquilos, que no requieren de tanta emoción, que pueden consumirse en situaciones de más calma, por ejemplo los libros…)… a eso se referían en mi época con eso… a que cada mensaje tenía que se adaptado al medio en el que se iba a transmitir… Y eso por ejemplo lo tenia muy claro el señor Goebels, que para difundir el mensaje Hitleriano no usó libros sino películas (Lenny Rifenstail, por ejemplo)… porque sabía que ese medio tenía una capacidad más “hipótica” que un libro… o por eso en el comunismo ruso y chino usaban afiches, porque así el mensaje llega de una forma más simplificada, más comprensible que en un libro… Recordando un poco la situación de los movimientos de vanguardia, el surrealismo por ejemplo usó volantes… igual el nadaismo… un volante es un medio y es barato y sencillo, justo lo que se necesitaba en ese entonces para difundir un mensaje… o sea, el medio siempre ha sido el mensaje… no solo ahora…

    y bueno, eso se complica ahora con el internet y con el hecho de que una “página” puede tener textos, videos, fotos… o sea, lo que llamariamos multimedia y que no necesariamente tiene que ser un medio “frio” o “caliente”… Es decir que desde hace ya un buen rato se ha considerado el formato como parte importante del contenido… no en la industria editorial sino en la industria aún más global y más grande que es la industria de la información…

    jm… ya lo aburrí, que pena… pero el tema si es muy muy interesante… saludos, mano.

  3. Pasé por aquí, jamás pensé que estudiarías Literatura…¿Por qué? No lo sé, bien por el blog! me gustan tus críticas excepto lo que tiene que ver con toros… no lo comparto pero, bueno, allá cada quién.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s